fascitis plantar
fascitis plantar

CÓMO PREVENIR Y TRATAR LA FASCITIS PLANTAR.

¿Cómo prevenir y tratar la fascitis plantar? Es una pregunta que retumba en cualquier persona que haya sufrido esta patología. En este post te explicamos todo acerca de ella.

¿QUÉ ES LA FASCIA PLANTAR?

La fascia plantar es una banda “semielástica” que transcurre desde el calcáneo (hueso del talón) hasta los metatarsianos (debajo de los dedos).

La fascia es de gran importancia a nivel biomecánico, ya que una de sus principales funciones a parte de brindar sostén al arco plantar, es la absorción y liberación de energía elástica durante la marcha y la carrera mediante su implicación directa en un mecanismo denominado “Mecanismo de Windlass”. El correcto funcionamiento de este mecanismo es fundamental para garantizar la eficacia mecánica y la eficiencia energética del pie durante la marcha y cualquier actividad física. De la misma manera, un incorrecto funcionamiento de este mecanismo implica un desajuste en la mecánica del pie y por consiguiente una alteración en estructuras superiores como rodilla, cadera y espalda.

¿QUÉ ES LA FASCITIS PLANTAR O FASCIOPATÍA PLANTAR?

La fascitis plantar o fasciopatía plantar, como se denomina según los últimos consensos internacionales, es una lesión inflamatoria en el fascículo medial de la fascia. Esta inflamación generalmente se localiza en la inserción de la fascia en el tubérculo medial del calcáneo (hueso del talón), pero en algunas ocasiones esta inflamación pude localizarse en el trayecto de esta. 

¿QUÉ SÍNTOMAS SUELE PRESENTAR?

El síntoma más característico es un dolor agudo en la zona interna del talón especialmente durante los primeros pasos tras periodos prolongados de reposo. En estadios iniciales este dolor disminuye según caminamos o mientras realizamos práctica deportiva. En estadios avanzados, dónde la fase inflamatoria se ha cronificado y el tejido de la fascia se ha degenerado, el dolor puede persistir o exacerbarse durante la actividad física.

fascitis plantar explicación

 

CAUSAS DE LA FASCITIS PLANTAR

El origen de la inflamación de la fascia puede ser multifactorial y se debe a dos situaciones generales: un aumento de la tensión que soporta la fascia o un aumento de las fuerzas compresivas sobre la fascia. Los principales factores que favorecen a esta inflamación son:

Pisada pronadora 

Cómo explicamos en nuestro artículo acerca de la pisada pronadora, la pronación y la supinación son mecanismos naturales en la biomecánica del pie. El problema sucede cuando esta pronación o supinación excede de los límites normales.

Un aumento excesivo de la pronación favorece un aumento de tensión en la fascia plantar, lo que con el impacto repetitivo fomenta que se produzcan microtraumatismos que generan daño en el tejido, produciendo así inflamación de la fascia. 

Acortamiento de gemelos y sóleo

La fascia plantar es una continuación anatómica y funcional de los gemelos y el sóleo. Si estos se encuentran acortados, contracturados o retraídos “traccionan” del calcáneo, que a su vez tracciona de la fascia, aumentando la tensión de esta.

Cambio de calzado

Una de las causas más frecuentes de aparición de fascitis es el cambio de un calzado con un drop elevado a otro de menor drop. El drop es la diferencia de altura entre el talón y los dedos. De esta manera, al estar acostumbrado a un calzado con drop elevado (mayor elevación del talón) la musculatura posterior (gemelos y sóleo) se encuentra acortada, por lo que al pasar a un zapato más plano se tensa generando un aumento de la tensión de la fascia. Esto suele suceder en personas que acostumbradas al uso de tacones en su horario laboral pasan a un zapato plano para la práctica deportiva o deportistas que cambian de una zapatilla con mayor drop a un calzado de menor drop. 

Aumento de peso 

Un aumento de peso en un corto espacio de tiempo o un Índice de Masa Corporal elevado favorece un aumento del rango de pronación en aquellas personas que de por sí posean una mecánica del pie con tendencia a la pronación. Este aumento de la pronación más allá de los rangos normales favorece un incremento de la tensión de la fascia y por tanto del estrés que soporta. 

Debilidad de la musculatura del pie

La musculatura intrínseca del pie tiene como principal función proporcionar soporte dinámico al arco longitudinal medial del pie y controlar las fuerzas que actúan sobre él al caminar, correr o saltar. Una falta de activación o de fuerza en esta musculatura favorece el descenso del arco medial del pie y por tanto un aumento de la tensión que debe soportar la fascia. 

Espolón calcáneo

La presencia de un espolón calcáneo puede contribuir a originar fascitis plantar. Esto se debe a que según la orientación en la que este se disponga puede contribuir a generar una compresión de la fascia plantar, irritando la zona de inserción de esta y desarrollando el proceso inflamatorio de la misma. 

Te contamos más acerca del espolón en este artículo de nuestro blog.

espolón calcáneo

¿CUÁL ES EL TRATAMIENTO RECOMENDADO PARA LA FASCITIS?

En estadios iniciales el tratamiento tiene como fin reducir la inflamación. Para ello es fundamental conocer la causa de origen de la fascitis con el fin de reducir la tensión a la que la fascia se ve sometida o reducir la compresión sobre esta. Por este motivo es recomendable acudir al podólogo para la realización de un estudio biomecánico de la pisada que analice todos los factores que pueden estar influyendo en esta patología.

Una vez determinada las causas, algunos de los tratamientos de elección son los siguientes.

En estadios iniciales

 

Tratamiento de fisioterapia

Indicado para reducir la tensión de los gemelos y sóleo y tratar la inflamación de la fascia. Dentro de las terapias con mayor evidencia científica se encuentra la punción seca de puntos gatillos miofasciales, la diatermia o la terapia manual. 

Plantillas a medida

Tienen como objetivo mejorar la mecánica del pie, favorecer el mecanismo de Windlass y reducir la intensidad y el tiempo de la tensión que soporta la fascia.

Vendaje funcional

Busca reducir la tensión que soporta la fascia. Es de gran utilidad para el periodo de espera de las plantillas o para deportistas profesionales que se encuentran en periodo de competición.

Estiramientos

Es uno de los tratamientos más efectivos para aumentar la elasticidad de los gemelos y sóleo, pero requiere de constancia diaria durante un largo periodo de tiempo.

Cambio de calzado

Si la causa puede estar relacionada con el calzado, será conveniente evaluar y 

Fortalecimiento de la musculatura del pie

Encaminado a aportar mayor sostén al arco medial del pie y reducir la tensión que soporta la fascia durante la actividad física diaria. Es uno de los tratamientos más efectivos para controlar la pronación del pie, pero requiere de un correcto desarrollo de los ejercicios y constancia, por eso recomendamos acudir a un profesional que programe, guíe, ayude y supervise los ejercicios, para garantizar su correcta aplicación.

En estadios más avanzados

Cuando la fasciopatía se cronifica, se genera una restructuración y reemplazo del tejido fascial sano por tejido fibroso. En este estadio el objetivo terapéutico se basa en la destrucción de tejido fibroso y generación de tejido sano. Esto puede alcanzarse mediante:

Técnicas de fisioterapia invasivas

Como la Electrólisis percutánea intratisular (EPI), Electrolisis percutánea terapéutica (EPTE) u Ondas de choque extracorpóreas.

Infiltración de plasma rico en plaquetas (PRP)

Factores de crecimiento de origen plasmático que fomentan la aceleración de la cicatrización y regeneración de los tejidos.

tratamiento fascitis

 

Si crees que presentas fascitis plantar, estamos encantados de escuchar tu caso y aportar las soluciones que mejor se adapten a tu situación. Puedes preguntarnos tus dudas sin compromiso a través de nuestro WhatsApp.

“QUE NADA TE PARE”

¡Pide cita!